Banner 5_campana_loho
Banner 6_auditorio_logo
Banner 1

Acceso

El humanista
Revista de difusión cultural

(01 55) 5343 2496


(01 55) 5343 2598

facebook twitter google

Presentación de la Rectora

pilar  galindo present bnEn generaciones anteriores muchas mujeres no habían tenido acceso al estudio, por diversas razones: no tenían necesidad de trabajar y por lo tanto tampoco de una carrera profesional. Existían como opción, las carreras con características para mujeres: educadoras, secretarias bilingües, etc., para quienes necesitaban trabajar o querían hacerlo por contar con tiempo para ello.

Muchas otras mujeres se casaban muy jóvenes sin haber estudiado una licenciatura, pero con inquietudes intelectuales que las llevaban a buscar posteriormente estudios y elevar su nivel cultural y prepararse en forma profesional.

Mis propias inquietudes por el estudio me llevaron a la creación de la Licenciatura en Ciencias Humanas. Me había casado a los 18 años y comentado a mi futuro esposo que deseaba reanudar mis estudios en cuanto fuera posible y en horarios accesibles, que me permitieran, por supuesto, atender a mis hijos, a mi marido y mi casa. Los estudios no debían ser un impedimento para atender a mi familia.

Pensé entonces en la posibilidad de crear una universidad para mujeres casadas y brindar las facilidades necesarias. La guardería fue una gran ayuda para aquellas madres que tuviesen bebés y pudiesen en la propia universidad contar con las facilidades para acudir en cualquier momento a ver al bebé; incluso varias alumnas entraban con él al salón para alimentarlo, los profesores comprendían el papel de madres y estudiantes y fueron siempre comprensivos y tolerantes con este tipo de alumnas.

cuih alumnadoEn alguna ocasión, todavía en el primer local donde se impartió la carrera (Ciudad Satélite), un maestro llegó por primera vez a dar clases, abrió la puerta y al ver 70 señoras en sus mesa-bancos, dispuestas ya a escuchar la clase la cerró y exclamó:

- ¡Señora, qué grupo es este!

- De señoras profesor, todas casadas, que no habían tenido oportunidad de cursar una licenciatura, me incluyo yo, que formo parte del grupo.

No le había explicado al licenciado, a qué tipo de grupo impartiría las clases. Era el Lic. Rafael Quintero Montaño, titular de la materia de Sociología.

La primera generación fue punta de flecha para las subsecuentes. Contábamos con maestros de primerísimo nivel, quienes con verdadera vocación y espíritu de servicio impartían sus clases.

Mi labor ha sido desde entonces generar nuevas ideas para programas de estudio, encuentros internacionales y muy diversas actividades. Mantener el espíritu de la institución, continuar con el Cauce abierto desde hace 42 años y que desemboque en el mar de posibilidades que la modernidad nos ofrece.

Muchas gratas experiencias hemos compartido con mi familia, que me ha apoyado incondicionalmente para mi desarrollo personal y el de la institución, en la que he visto crecer a mis hijos. Hoy, mi hija Pilar (para todos Pilita), es la Vicerrectora y desempeña ese puesto con acierto y amor.

Mi agradecimiento a todas aquellas colaboradoras que con dedicación y eficiencia han compartido conmigo este ideal.

Deseamos hacer extensiva una invitación a que recorran con nosotros el camino de las humanidades y alcancemos juntos la realización.

 

Ma. del Pilar Galindo de Cordero
Rectora